Las nuevas tecnologías son ya una parte necesaria de nuestra realidad. En países desarrollados como España, resulta complicado pensar en vivir libres de dispositivos como smartphones, tabletas, relojes inteligentes, ordenadores portátiles… Muchas áreas de nuestra vida cotidiana se van digitalizando a pasos agigantados. Un ejemplo de ello es el juego.

El juego viene acompañando al ser humano desde tiempos inmemorables, como elemento social, de entretenimiento o incluso de aprendizaje. Sin embargo, hay ocasiones en las que jugar se escapa del control del/la jugador/a interfiriendo en su vida personal, laboral… Hablamos entonces de juego patológico.

Es posible que al escuchar el concepto de “juego patológico”, pensemos automáticamente en casinos y tragaperras, pero las nuevas tecnologías han traído consigo cambios en su formato, por lo que es importante conocer el concepto de “adicción al juego online”, especialmente de apuestas o gambling. En los últimos años se ha incrementado el número de personas, de edades cada vez más tempranas, que reportan problemas de adicción al juego en formato online. Se trata de una nueva modalidad mucho más adictiva que la mayoría de las formas tradicionales de juegos.

Las apuestas online o gambling, legalizadas desde 2011, suponen la segunda causa de adicción al juego en España. La accesibilidad para apostar desde cualquier dispositivo, además de la normalización del juego por parte del entorno y la publicidad favorecen que sea una actividad cada vez más realizada por jóvenes y adolescentes.

¿Cómo detectar un problema con el juego en alguien cercano?

Aunque a veces puede resultar difícil de percibir, existen numerosas señales que pueden alertarnos de la presencia de un problema con el juego. Estas son algunas de ellas:

  • A nivel de comportamiento: la persona deja de hacer cosas con las que antes disfrutaba, evita acudir a eventos familiares, tiene conflictos con otras personas por el dinero, piensa en jugar todo el tiempo, aumenta su consumo de alcohol u otras drogas, descuida sus necesidades personales, llega tarde al trabajo o al centro de estudios, se muestra irritable si no puede participar en una apuesta…
  • Señales relacionadas con el dinero: gasta más de lo que puede permitirse, pide anticipos de sueldo, tiene deudas sin explicación lógica, evita el pago de ciertos recibos o facturas, comenta frecuentemente que ha perdido la cartera…
  • Señales emocionales: la persona está ausente o ansiosa, se aísla y pierde interés por pasar tiempo con familiares y amigos, tiene dificultades para mantener la atención, se muestra deprimida, con cambios bruscos de humor…
  • Salud: se queja de problemas relacionados con el estrés como dolores de cabeza, problemas digestivos, insomnio, come en exceso o pierde el apetito de forma repentina…

Las consecuencias de la adicción al juego online son múltiples, no solo a nivel económico, pues repercute en todos los ámbitos de la vida de la persona (a nivel emocional, de autoestima, de relaciones sociales, de pareja…). Busca ayuda profesional si es necesario, estamos para ayudaros. Desde la psicoterapia existen numerosas técnicas que se han mostrado eficaces para el tratamiento de esta problemática.

La adicción al juego online: un problema cada vez más frecuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies